Iglesia de San Lorenzo, D.F.

Localizada en el centro histórico de la Ciudad de México en la calle Belisario Domínguez esquina Allende.
La construcción de este conjunto religioso empezó en el año de 1598, corrió a cargo de Juan Gómez de Trasmonte y de Juan Serrano. Hubo un tiempo que estuvo cerrado, se reabrió en 1863. Tuvo varias intervenciones debido a deterioros por fenómenos naturales.
En los años cincuenta, el interior de la iglesia fue modernizado por el arquitecto Ricardo de Robina y el escultor Mathias Goeritz; en su momento esta intervención en el muro testero y en los vitrales de este templo causó polémica.
Con una influencia marcada del expresionismo alemán en el escultor Mathias Goeritz, el bajorrelieve realizado en yeso (1954) abarcó todo este muro para hacer la intervención, quedó en tono blanco y como fondo la figura de San Lorenzo. Este trabajo artístico se trata de una analogía altamente dramática de uno de los estigmas de Jesús; la mano de Jesús clavada, que claramente se aprecia dese cualquier punto del templo.
La intervención en los vitrales de la cúpula, le dan un carácter colorido, cálido y contemporáneo a esta construcción del siglo XVI. Éstos fueron construidos entre 1957 y 1958, fueron denominados como La parrilla, La cruz, El fuego, La dalmática, Las monedas, La palma y El libro, se ubican el tambor de la cúpula. Además existe otro vitral “La Corona de espinas” en la linternilla. Además de Vitrales de diferente diseño en la fachadas laterales de la Iglesia.
El material es dalle de verre (losa de vidrio soplado) de diferentes colores (ámbar, rojo, azul y verde) realizados de forma abstracta y artesanal.
Actualmente los trabajos de rescate arquitectónico del templo de San Lorenzo han iniciado con la revisión y consolidación de su estructura.

De: Amelia soriano